Mostrando entradas con la etiqueta lactancia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta lactancia. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de diciembre de 2009

Cómo evoluciona la Gripe A y recomendaciones

Como tengo a los niños malos, estamos navegando por páginas de fisioterapia respiratoria, una práctica muy extendida en otros países como Francia y que al parecer evita muchas infecciones respiratorias, como bronquitis, bronquiolitis, catarros, etc. He encontrado un interesante informe de la Asociación Española de Pediatría sobre la evolución de la Gripe A, actualizado cada dos semanas. Os cuento lo que me ha parecido más interesante de este informe.


Medidas físicas de prevención
  • Se recomienda el aislamiento domiciliario del niño enfermo hasta 24 horas después de que desaparezca la fiebre
  • Las personas en contacto directo con enfermos deben usar mascarilla quirúrjica
  • En el momento actual no se recomienda el cierre de centros educativos ni el retraso en el inicio del curso escolar
  • La lactancia materna debe mantenerse ya que protege contra múltiples infecciones respiratorias y digestivas
  • La separación madre-hijo sólo está indicada en el caso de que el estado clínico de la madre con gripe sea tan grave que le impida amamantar directamente al niño
Vacunas
  • No existen pruebas convincentes de que las vacunas antigripales en niños puedan reducir la mortalidad, los ingresos hospitalarios, las complicaciones graves y la transmisión de la gripe en la comunidad
  • Las vacunas son eficaces en niños mayores de dos años pero existen pocas pruebas disponibles para niños menores de esa edad
  • No se espera que la vacuna contra la gripe A sea efectiva contra la gripe estacional
Antivirales
  • No se recomienda el uso generalizado de antivirales en pacientes con Gripe A
  • En los niños menores de un año se puede utilizar los antivirales para el tratamiento de la Gripe A
  • Durante el embarazo y lactancia se pueden utilizar los antivirales para el tratamiento y prevención de la Gripe A
Podéis leer este informe completo en el siguiente enlace.
Leer más...

lunes, 8 de junio de 2009

Embarazadas y lactantes en las mesas electorales

Este fin de semana he escuchado en la radio a una mujer que consultaba si el dar el pecho a su hijo la libraría o no de ser miembro de una mesa electoral. Curiosamente, en la radio no supieron darle una respuesta, y es que es un tema que está muy poco definido. He estado investigando y la ley electoral únicamente recoge algunos motivos para librarse, y deja a las juntas electorales de zona la evaluación de los motivos alegados. Además, estas juntas tienen la última palabra, ya que no se puede reclamar en contra de lo que resuelvan.

Las únicas causas reconocidas por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) son las siguientes:
  • Los condenados a penas de cárcel
  • Los miembros de la familia real
  • Los altos cargos de la administración: ministros, jueces, gobernador del banco de España, director de RTVE, presidente de la junta electoral, etc.
  • Los militares o miembros de los cuerpos de seguridad
Aparte de estas personas, la ley no dice nada de situaciones de enfermedad, viajes, compromisos, o cualquier otra causa que os pueda librar de ser miembro de una mesa electoral. Sí que he encontrado en sitios no oficiales la lista de las alegaciones más comunes que se aceptan:
  • Viaje programado para el día de las elecciones, debiéndose presentar la documentación que justifique que el viaje estaba contratado cuando se recibió la notificación
  • Enfermedad, debiéndose presentar un informe del médico de cabecera indicando la imposibilidad de permanecer en la mesa electoral todo el día
  • Bodas, bautizos o comuniones que se celebren el día de las elecciones
  • Trabajadores autónomos que no puedan ser sustituidos, por ejemplo, taxistas, quiosqueros, etc.
  • Analfabetismo
Y a lo que iba, no he encontrado ninguna referencia a mujeres que se hayan librado por estar lactando, de hecho, lo que sí he encontrado es una resolución en contra en la página de la junta electoral central, y en algún que otro periódico. También en la página del Ministerio de Interior podéis encontrar el siguiente párrafo sobre este tema:

"No existen unas causas tasadas que sirvan de eximente para aceptar el cargo de miembro de Mesa o de suplente. Sin embargo, las Juntas Electorales de Zona han considerado eximentes en algunas ocasiones, el tener que someterse a una intervención quirúrgica, o el ser mujer en periodo de lactancia."

En cuanto a las embarazadas, más de lo mismo. Si conseguís que vuestro médico de cabecera certifique que no podéis formar parte de una mesa electoral, pues os libraréis.

¿Cómo se presentan alegaciones?
Desde que se recibe la notificación, tenéis siete días para presentar alegaciones ante la junta electoral de vuestra zona, que a su vez deberá resolver en cinco días. Para saber dónde está la vuestra, lo más sencillo será llamar al servicio de información de vuestro ayuntamiento, generalmente el 010, o acercaros a las oficinas del ayuntamiento. Tendréis que presentar la documentación que acredite la situación que estáis alegando para libraros, ya sean facturas de un viaje, informes médicos, invitaciones de boda, etc.
Leer más...

miércoles, 28 de enero de 2009

Medicamentos y embarazo

Como está mi mujer acatarrada, nos enfrentamos al eterno problema que tienen las embarazadas y las madres que están dando de mamar a sus hijos: ¿puedo tomar algún medicamento?

La recomendación general es no tomar ningún tipo de medicamento, ya sea comprado en farmacia o cualquier tratamiento comprado en un herbolario. Se debe tener mucho cuidado con los tratamientos "naturales" de herbolario, porque hay plantas que tienen efectos adversos para el embarazo. Pueden ser abortivos, provocar contracciones, o incluso malformaciones.

Los medicamentos pasan al niño a través de la placenta, al igual que los nutrientes. Los efectos que pueden tener sobre el feto y su desarrollo pueden ser muy importantes.

Sólo se deben tomar medicamentos prescritos por vuestro ginecólogo, y bajo su supervisión. Podéis consultar la guía que él consultará en la siguiente página. Se puede introducir el nombre del medicamento o su principio activo y consultar el apartado sobre embarazo y lactancia, donde os informarán sobre los posibles efectos de este medicamento sobre madre e hijo. En general se contemplan tres opciones:

  1. Se ha probado en humanos y no hay problemas (muy pocos medicamentos) Por ejemplo, para el paracetamol no se han descrito problemas en humanos.
  2. Se ha probado en animales y no hay problemas (bastante frecuente) A mí mujer le han recetado flumil, que incluye lo siguiente en el vademecum: aunque los estudios llevados a cabo en animales no han evidenciado potencial daño fetal, se recomienda la administración de acetilcisteína bajo supervisión médica durante el embarazo.
  3. No se recomienda. Por ejemplo, la aspirina no está recomendada entre otras cosas porque el ácido acetilsalicílico atraviesa la barrera placentaria.

La organización mundial de la salud redacta una lista de medicamentos que se pueden utilizar durante el embarazo. La podéis consultar aquí. Por supuesto, siempre bajo supervisión del ginecólogo.

En esta otra página podéis consultar una lista de medicamentos que provocan problemas o bien a la madre o al feto.

Por último, en la web del hospital Marina alta de Denia, donde podéis consultar si podéis tomar un medicamento mientras estáis dando de mamar a vuestro niño.

Espero que os sirva para cuando dudéis sobre lo que os ha recetado el médico.
Leer más...

lunes, 22 de diciembre de 2008

Sobre la lactancia materna

El otro día leí un artículo que hablaba de la política de las autoridades sanitarias americanas para estimular la lactancia materna, que había incrementado considerablemente el porcentaje de niños que reciben este tipo de alimentación. Tenemos mucho que aprender en este aspecto, ya que en este país todavía no hay una política coordinada al respecto y cada hospital lo hace de distinta manera, y no todos bien.

Os pongo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre lactancia materna, que lógicamente están basados en evidencia científica, y son aceptados por la gran mayoría de la comunidad médica:

  1. La lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses del niño y ser complementada hasta los dos años de edad
  2. Debe comenzarse en la primera hora de vida del niño
  3. Debe ser a demanda, es decir, siempre que el niño lo solicite
  4. No se deben usar chupetes ni biberones, al menos hasta que se haya establecido correctamente la lactancia materna

Analizando estas cuatro sencillas recomendaciones, me vienen a la mente situaciones que he vivido con mi hijo que chocan frontalmente con ellas:

  1. El nido: cuando te proponen que el niño duerma en el nido, estamos dejando que el niño sea alimentado con biberón
  2. Chupete: las enfermeras nos miraron fatal cuando les dijimos que no lo habíamos traído
  3. Es bastante común que se lleven al niño nada más nacer para hacerle pruebas, en lugar de dárselo a la madre. Hay bastantes estudios que demuestran que los niños que tienen contacto con su madre (piel con piel) durante la primera hora, tienen más probabilidades de cogerse bien al pecho. El tiempo medio de lactancia de estos niños es superior en muchos meses a los que no lo hacen.
  4. Muchas madres dejan de dar el pecho cuando vuelven a trabajar. Es muy común que los pediatras estimulen esta práctica, cuando no es complicado continuar con la lactancia a pesar del tiempo que no se está con el niño. La madre se adapta rápidamente a la menor demanda, y aparte de los incómodos parches para no manchar la ropa con la leche que se ponen al principio, no es nada difícil.
  5. Hay un mito relativo a las cesáreas: resulta que no se pone a los niños a mamar porque la leche no ha subido. En realidad es una tontería, porque la madre ya dispone del calostro desde el segundo trimestre del embarazo, y la leche no subirá hasta dos o tres días después del parto. Es cierto que en los casos de cesárea no se inicia el proceso para la bajada de la leche por no haber pasado por el parto, pero la succión del niño desencadena este proceso. El no poner al niño hasta un tiempo después del nacimiento hace más difícil que se consiga la lactancia materna.
  6. Otro mito muy extendido es el de las tres horas. Hay que despertar al niño para darle de comer. Somos mamíferos, y el resto de los mamíferos no despiertan a sus crías para darles de mamar.

¿Qué beneficios tiene la lactancia materna para el niño?
La leche materna es el alimento óptimo para los recién nacidos y los niños no tan recientes. Transmite al niño los anticuerpos de la madre, por lo que le protege de las enfermedades más comunes, como la diarrea y neumonía, que son las principales causas de mortandad infantil en el mundo.

Hay evidencia científica que demuestra que los adultos que fueron amamantados cuando eran bebés suelen tener menor presión sanguínea y menor nivel de colesterol, menores tasas de obesidad y menos posibilidades de tener diabetes. Además obtienen mejores resultados en los tests de inteligencia.

¿Qué beneficios tiene para la madre?
Esta práctica, cuando se realiza de manera exclusiva, provoca una falta de menstruación, que es un método natural de control de natalidad. ¡No os fiéis!, porque yo estoy esperando otro... Que no es que no lo buscara, claro. Reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario y ayuda a perder el peso cogido en el embarazo.

Y no me enrollo más, sólo un enlace interesante, de la web del hospital Marina alta de Denia, donde podéis consultar si podéis tomar un medicamento mientras estáis dando de mamar a vuestro niño.

Siendo este un tema muy polémico, espero vuestros comentarios.
Leer más...

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Qué beneficios nos aporta la ley de igualdad

Como seguramente sabréis, el año pasado se aprobó la Ley para la Igualdad efectiva de Mujeres y Hombres, más conocida como la Ley de Igualdad.

No os voy a contar cuál es el espíritu de la ley, porque es bastante evidente. Lo que sí quería contaros es en la práctica qué beneficios nos aporta:

  1. El permiso de paternidad: se amplía trece días el periodo de baja del padre. Esto quiere decir que además de los dos días que tenemos todos gracias al estatuto de los trabajadores (algunos más si así lo dice su convenio), hay que añadir trece días naturales. Estos trece días se deben disfrutar en un único periodo, es decir, no se pueden fraccionar. Se pueden disfrutar en cualquier momento de las dieciséis semanas de baja de la madre. Por ejemplo, yo tengo cuatro días gracias a mi convenio, y como mi hijo nació un lunes, tuve hasta el jueves de baja. Me cogí el viernes de vacaciones y comencé a disfrutar los trece días a partir del lunes siguiente, haciendo así un periodo completo de tres semanas con un solo día de vacaciones empleado. Durante este periodo te pagará la seguridad social y no tu empresa, con las implicaciones fiscales que esto tiene.
  2. Las empresas no pagan nada a la seguridad social por ti durante los periodos de baja maternal y paternal. Que no os cuenten historias, a las empresas no les cuesta que no trabajes, aparte del coste de que no haya nadie haciendo tu trabajo. Esto aplica tanto a la baja maternal como a la baja por riesgo prenatal.
  3. Si la madre no puede disfrutar de sus vacaciones porque éstas hubieran coincidido con la baja maternal, tiene derecho a disfrutarlas cuando finalice la baja, incluso aunque ésto ocurra en el siguiente año natural.
  4. Si estás en paro, se considera como si estuvieses trabajando, te paga la seguridad social y no cuenta como paro.
  5. La madre tiene derecho a una hora de lactancia al día durante los primeros nueve meses de vida del niño. Esta hora se podrá dividir en dos fracciones y se ampliará proporcionalmente en caso de parto múltiple. La novedad es que la ley reconoce el derecho a acumular estas horas. La única pega es que debe haber un acuerdo con la empresa, aunque en general este acuerdo ya existe porque la ley tiene más de un año. Este permiso de lactancia lo puede disfrutar tanto la madre como el padre.
  6. La madre está protegida ante un despido durante el periodo legal de lactancia natural, que es de nueve meses. Esto quiere decir que desde el momento en que se queda embarazada (lo diga o no en la empresa) hasta nueve meses después del parto la mujer no puede ser despedida.
  7. Tanto la madre como el padre tienen derecho a reducir su jornada desde un octavo hasta la mitad, con la reducción de sueldo proporcional, claro está. Este derecho se mantiene hasta los ocho años del niño. Antes de esta ley era hasta los seis años. Si reducís una hora (1/8), deberéis negociar con la empresa que os permita hacer jornada intensiva, aunque en general esto no suele ser un problema. Que quede muy claro que el motivo de la reducción es por guarda y custodia de un hijo menor de ocho años, porque si no, la empresa cotizará por vosotros en proporción a la reducción, en lugar del 100% durante los dos primeros años. Confirmarlo en el informe de vida laboral que os manda la seguridad social y pedir a vuestra empresa que lo corrija si lo ha hecho mal, que se puede hacer.
  8. El permiso de maternidad se amplía dos semanas por cada hijo nacido a partir del segundo. Es decir, si tienes trillizos, la madre tendría veinte semanas de baja.
El texto completo de la ley lo podéis encontrar aquí.

Espero que os sirva.
Juan
Leer más...